Pervivencia en la actualidad

Introducción

Para el desarrollo del cuarto objetivo, cuyo propósito es la verificación de la vigencia de ideales similares a los adoptados en la época del gran auge del nacionalsocialismo en nuestra sociedad, hemos realizado una encuesta formada por treinta preguntas, en las cuales podemos distinguir tres temáticas: preguntas referentes a la economía, la inmigración y la cultura.

Las cuestiones de dicha encuesta están metódicamente planteadas, de modo que el sujeto encuestado va desarrollando sus respuestas, de forma genérica hacia aspectos más concretos o puntuales. Las preguntan están alternadas para consensuar la atención de las respuestas: cuando trivialmente aparecen respecto a cuándo se plantean de forma seguida, lo cual implica una mayor reflexión. Para la realización de las cuestiones, se ha partido como base de los 25 puntos del partido nazi (NSDAP) que han estado actualizados para transmitir los mismos mensajes. Véase anexo III. A, B

La apreciación de las respuestas valora el nacionalismo* y patriotismo*, el racismo* y la xenofobia*. La estimación de las respuestas no pretende indicar hasta que grado los sujetos están de acuerdo o desacuerdo, o si infieren más o menos en estas conductas o ideologías, sino únicamente si pertenecen a ellas o no.

El propósito de la investigación es demostrar que en la actualidad hay una exuberante vigencia de ideales pertenecientes a la época nazi, pero que se mantienen ocultos y reprimidos en esta debido a los prejuicios étnicos que suponen. Para la valoración de los siguientes aspectos, a continuación debemos analizar que son, cual es su significado y qué implican estos ideales.

Definición de conceptos

  Nacionalismo

Entendemos por nacionalismo genérico al apego de los nativos de una nación a ella y a cuanto pertenece. Se trata de una ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas diversas. Esta ideología, considerada como movimiento social y político surgió juntamente con el concepto de nación. Como ideología el nacionalismo pone a una determinada nación como único referente identitario, dentro de una comunidad política. Además se caracteriza por qué parte de dos principios esenciales respecto a la relación entre la nación y el propio Estado.

Por una parte el principio de soberanía nacional, el cual mantendría que la nación es la única base legítima para el estado. Por otro lado el principio de nacionalidad, el cual mantendría que cada nación debe formar su propio estado y que las fronteras del estado deberían coincidir con las de la nación.

Podemos encontrar varios tipos de nacionalismo: nacionalismo centrípeto, nacionalismo centrífugo, nacionalismo étnico, nacionalismo romántico, nacionalismo religioso, nacionalismo banal, nacionalismo económico.

En primer lugar, el nacionalismo centrípeto es aquel cuya finalidad es la unificación nacional de las poblaciones con características comunes o similares que habitan en distintos estados, donde pueden ser minorías nacionales, y por consiguiente esos estados constituyen nacionalismos centrífugos, o bien ser estados nacionalmente homogéneos pero separados. De este nacionalismo seria un ejemplo el caso del nacionalismo kurdo.

En segundo lugar, el nacionalismo centrífugo, es aquel cuyo objetivo es la secesión de una parte del territorio de un Estado habitado por una población con características cuyas diferencias con la considerada mayoritaria puedan definirla como minoría nacional. A veces incluso el mismo Estado del que pretenden separarse se define a sí mismo como estado plurinacional. En otras palabras, naciones en un estado multinacional que intentan por diversos métodos lograr crear su propio estado.

En tercer lugar el nacionalismo étnico o cultural. Éste define la nación en términos de etnicidad, echo incluye algunos elementos descendientes de las generaciones anteriores. Incluye ideas de una conexión cultural entre los miembros de la nación y los antepasados de estas, y habitualmente un lenguaje común. En este tipo de nacionalismo, la nacionalidad es hereditaria. Es el Estado quien deriva la legitimidad política de su estatus como hogar del grupo étnico y de su función de protección del grupo nacional, sin olvidar la facilitación de una vida social y cultural para el grupo. Los fascismos son generalmente una clara ejemplificación de este tipo de nacionalismo.

Siguiendo con el nacionalismo romántico conocido también como nacionalismo orgánico o nacionalismo de la identidad, el que se concibe como la forma de nacionalismo étnico según la cual el estado deriva su legitimidad política como consecuencia de la unidad de los que ella gobierna, lo que incluye, dependiendo de la manera particular de la práctica, lengua, raza, cultura, religión y costumbres de la nación. Este refleja los ideales del romanticismo y se opone totalmente al racionalismo. Este tipo de nacionalismo se caracteriza por que enfatiza una cultura étnica histórica que se conecta con el ideal romántico; el folclore se desarrolla como un concepto nacionalista romántico.

En cuanto al nacionalismo religioso, éste se define como la forma de nacionalismo según la que el estado deriva su legitimidad política en consecuencia de una religión común. En realidad, buena parte de las formas de nacionalismo étnico, ya incluyen en gran medida formas de nacionalismo religioso.

Respecto al nacionalismo “banal”, es lo que entendemos por la forma difusa que toma actualmente el nacionalismo en las sociedades contemporáneas, con lo cual se convierte en un mecanismo omnipresente de orientar las percepciones y hacer aparecer como natural la identificación entre una lengua, una cultura y una comunidad política. Las manifestaciones pueden ser diversas y simples, como por ejemplo los acontecimientos deportivos de carácter internacional. 

Finalmente el nacionalismo económico, es un término que se usa para describir las políticas económicas guiadas por la idea de proteger el consumo interno, el trabajo o bien la formación del capital en el interior de un mercado nacional. Este nacionalismo tiene como finalidad la eliminación de la dependencia, y generalmente supone la imposición de restricciones a los movimientos del mercado, como los aranceles. Se opone literalmente a la globalización y suele incluir doctrinas como el proteccionismo y la sustitución de las importaciones.

Patriotismo

Frecuentemente el patriotismo es utilizado en referencia al nacionalismo y viceversa, pero de hecho el patriotismo difiere en varios aspectos del nacionalismo.

El patriotismo es un pensamiento que vincula al ser humano con su patria. Es el sentimiento que el ser humano tiene por la tierra o bien natal, o bien adoptiva, a la cual se siente ligado por unos determinados valores culturales, históricos y afectivos. Como bien hemos dicho este estriba del nacionalismo en cuanto a que no precisa de una forma de gobierno para manifestarse, de este modo, previamente a la existencia de regímenes jurídicos, políticos o económicos se hace presente el sentimiento patriotita. Se caracteriza por qué, en el hipotético caso de que los supuestos regímenes llegasen a desaparecer, este sentimiento perduraría en el tiempo, por encima de cualquier forma de poder. Por eso se concibe el patriotismo como un valor superior para los habitantes de un territorio.  A su vez, este concepto se asocia con el sentido del tribalismo*, puesto a que se refiere a una fuerte identidad cultural o étnica que separa un individuo como un miembro de un grupo de otro individuo miembro de otro grupo.

Este fenómeno está relacionado al concepto de sociedad tribal en el cual eso es una precondición para los miembros de una tribu, el poseer un fuerte sentimiento de identidad para la formación de una verdadera sociedad tribal. Se ha postulado que el cerebro humano está ligado fuertemente al tribalismo a causa de sus ventajas evolutivas. Es el sentimiento que tiene un ser humano por el grupo humano y/o medio al que se siente ligado por unos determinados valores, cultura, historia y afectos. Es el equivalente al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia.

En cierto modo, el patriotismo es una de las claves fundamentales para que se establezca un nacionalismo, aunque no obligatoriamente, es un fenómeno que se puede mantener al margen, pero que generalmente va estrechamente ligado.

 Racismo / Xenofobia

Otro de los términos a definir, y clarificar previamente es el racismo. Denominamos racismo a la exacerbación del sentido racional de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros. Es una doctrina antropológica o política basa en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado a la persecución de un grupo étnico considerado como inferior. Por tanto podríamos añadir que es toda forma de discriminación de las personas recurriendo a motivos raciales, tono de piel u otras características físicas de las personas. El racismo tiene como fin intencional, o como resultado, la disminución o bien anulación de los derechos humanos de las persona. Generalmente el racismo está estrechamente relacionado y suele ser confundido con la xenofobia. La xenofobia en sí, es el odio, repugnancia, hostilidad y rechazo al extranjero, con manifestaciones que van desde el rechazo más o menos manifiesto, o el desprecio y las amenazas, hasta puntos de violencia con agresiones e incluso asesinatos. El paralelismo se establece por qué una de las formas más generalizadas de la xenofobia se basa en función de la raza, como anteriormente hemos dicho, el racismo.

La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racional define la discriminación racional o xenofobia como:

Toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública.

Por tanto son dos ideologías interrelacionadas pero con estribos, ya que mientras el racismo es una ideología de superioridad, la xenofobia es un sentimiento de rechazo, el miedo al diferente. Esto es un prejuicio arraigado en el individuo y en la sociedad.

En la actualidad, el discurso xenófobo se centra principalmente en la inmigración. Se proclama la superioridad de la cultura propia, y se toma como excusa a su rechazo xenófobo la falta de respuesta a sus pretensiones, de que los inmigrantes asimilen esa cultura renunciando a la suya propia, considerada inferior.

Anuncios

 
A %d blogueros les gusta esto: