Introducción

La decisión de trabajar este tema, surge con la persistente insistencia de realizar un trabajo cuyos objetivos supusieran para mí una gran motivación. Así pues, en el ámbito que mejor me desenvuelvo y por consiguiente el que más me agrada; el ámbito histórico, me adentré con mucho afán en el tema de la Segunda Guerra Mundial y todas sus consecuencias. Estos aspectos contemporáneos siempre han estado de gran interés en lo que a mí concierne, implicándome en ocasiones hasta el punto de profundizar sobre ellos en horario extraescolar.

Con el estudio de la Segunda Guerra Mundial durante varios años, los conocimientos que fui adquiriendo sobre este período histórico se ampliaron enormemente introduciéndome en otras cuestiones como bien es, la ideología nazi. La incorporación de actividades escolares referentes a dicho tema por parte del instituto, hizo más factible aún el desarrollo del trabajo. En los inicios me cautivó esencialmente el asunto del Holocausto, genéricamente todo aquello que tuviera algún vínculo con los campos de exterminio o concentración. Tras diversas lecturas y visualizaciones de documentos históricos de la época, y después de haber escuchado testimonios judíos, comencé a sentir admiración por ese colectivo, y entre sentimientos de compasión, incomprensión, penuria y tristeza, despertó en mi un enorme interés por investigar el por qué de todas aquellas atrocidades. El deseo de sustituir la tristeza, la penuria y la compasión por la cordura, lo razonable, y la lógica de todo lo sucedido me condujo a tratar este ámbito des de el lado más obsceno y cruel. Acarreando la responsabilidad que comportaba intentar comprender el mayor genocidio cultural jamás vivido, propuse realizar este trabajo. 

La intencionalidad propuesta, no es en su mayor magnitud demostrar que las acciones y las conductas difundidas y empleadas fueran justificables, si no, mostrar una perspectiva inusitada. Pese a que actualmente este tema ya ha sido tratado por una infinidad de historiadores y curiosos, desde diversos ángulos, quiero aportar des de dónde la razón puede abarcar y del modo más objetivo posible una nueva visión. En este último aspecto, la objetividad será totalmente relativa, puesto que el trabajo se ve medido por dos ciencias o disciplinas, la historia y la psicología. Partiendo de un acontecimiento histórico y basándome en sucesos objetivos, pretendo instigar el lado más polémico, des del ámbito psicológico.

El problema de presentar un fenómeno histórico desde un punto de vista psicológico es fundamentalmente la cuestión del objetivismo/subjetivismo.  Remarco especialmente este punto porque sé que supone un relativismo abismal, y quiero detallar con anterioridad que en todo momento dentro de lo que mis capacidades abarcan y dentro de la subjetividad que este tema puede implicar, trataré de realizarlo de forma cautelosa y cuidadosamente de la manera más objetiva posible.  Siendo consciente de la controversia que puede emerger, estoy firmemente decidida a ejecutar este trabajo con el mayor rigor y precisión posible, desde un método científico basado en la investigación y la extracción de conclusiones.

Anuncios

 
A %d blogueros les gusta esto: